Jueves 4 de Abril de 2013 | 14:10

“Yo jamás deseo la muerte a nadie”, aclara Federico Franco
11535


Washington - El presidente Federico Franco, matizó hoy un comentario en el que consideró un "milagro" el fallecimiento del mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, y por el que el canciller venezolano, Elías Jaua, le llamó "escoria humana".

​Durante su visita a Washington, Franco quiso “aclarar” lo comentarios que hizo en su estancia esta semana en Madrid, “por si se han malinterpretado, o por si quizá al canciller venezolano no le llegó la información”.

“Yo, como ser humano, jamás le deseo la muerte a nadie. Cuando se produjo el deceso del presidente Chávez, hemos expresado como Gobierno nuestro pésame a la familia y al pueblo de Venezuela”, indicó en una conferencia de prensa tras intervenir en un acto en el centro de estudios Diálogo Interamericano.

“Evidentemente el hecho de que el presidente Chávez no esté hoy como presidente hace que la relación de América, por lo menos el Paraguay, con respecto a Venezuela sea diferente”, continuó. Franco agregó que “respeta” la “interpretación” del canciller venezolano, pero restó importancia al ataque en su contra.

“Cada vez que el canciller de Venezuela, antes (el ahora presidente encargado, Nicolás) Maduro y ahora el actual, hablan mal de mí, yo sigo ganando preseas y ‘ratings’ en mi país”, aseguró.

Chávez falleció el pasado 5 de marzo en Caracas a consecuencia de un cáncer que combatió desde mediados de 2011 y por el que afrontó cuatro operaciones así como tratamientos de quimio y radioterapia.

Franco, que llegó al poder en junio del año pasado después de que el Congreso destituyera en un controvertido juicio político al entonces presidente Fernando Lugo, acusó a Chávez de apoyar al EPP (Ejército del Pueblo Paraguayo), un grupo armado que opera en las regiones boscosas del noreste de Paraguay.

El mandatario paraguayo aseguró hoy que su Gobierno “tiene todas las fotos, todos los registros de personas que fueron capacitadas y protegidas en la época del presidente Chávez”, y aseguró que si su país es readmitido en el Mercosur y “si se dan las condiciones”, los entregará a los presidentes de ese bloque, “incluido Venezuela”.

Una vez suspendido Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay admitieron como miembro a Venezuela, cuya incorporación estaba bloqueada desde hace años por la negativa del Parlamento paraguayo a ratificar el tratado de adhesión.

Franco reiteró que el ingreso de Venezuela “es a todas luces ilegal”, y afirmó que “si hay un país que se sienta orgulloso de haber frenado el crecimiento del eje bolivariano en el Mercosur, es el Paraguay”.

A su juicio, antes de que él asumiera el poder y de la muerte de Chávez, “una ideología extraña y foránea como la bolivariana estaba extendiendo sus tentáculos para poder hacer de América Latina y Paraguay un lugar donde se implemente la lucha de clases”. “Venezuela sin Chávez creo que no va a ser la misma cosa. Con todo respeto”, indicó Franco.

“Hago votos para que cuando se reencauce la democracia en Venezuela, el presidente se encargue de gobernar su país y permita que los otros países sigan con su autodeterminación. Que no tenga ningún tipo de injerencia ni política ni económica”, insistió.

Franco evitó pronunciarse sobre el futuro del movimiento bolivariano sin Chávez y la posibilidad de que el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, tome el relevo. “Unos dicen Correa, otros dicen Evo (Morales). Veo que el ambiente dentro del eje bolivariano esta dividido, vamos a dejar que ellos decidan”, concluyó.

 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy